x
INFORMACIÓN SOBRE EL USO DE COOKIES Y POLÍTICA DE PRIVACIDAD

Esta web utiliza cookies, pequeños ficheros de datos que se generan en el ordenador del usuario y que permiten obtener determinada información para ofrecer un servicio de respuesta personalizado y ayudarnos a mejorar la web. Para obtener más información acerca de estas cookies, incluyendo cómo puedes modificar preferencias, por favor, consulta nuestro Aviso Legal.

¿Por qué se produce la psoriasis?

La psoriasis se considera una enfermedad inflamatoria crónica. Hace años se pensaba que se debía simplemente a un aumento en el número de divisiones en la epidermis, la capa más superficial de la piel, o lo que es lo mismo, que el paciente tenía una piel más gruesa de lo normal con muchas escamas que se acumulaban. Vista esta piel enferma en el microscopio se observó que había muchos linfocitos (células de nuestro sistema de defensa) en la dermis, pero no se les dio gran importancia. Posteriormente, a raíz de una observación casual, estas células del sistema inmune pasaron a ser protagonistas del desarrollo de la enfermedad. Un paciente con psoriasis fue sometido a un trasplante de riñón y para evitar que rechazara el órgano nuevo recibió un tratamiento que reducía los mecanismos de defensa del cuerpo. Curiosamente, se comprobó que sus lesiones cutáneas mejoraron.

Hoy se sabe que estas células producen muchos factores que, entre otras cosas, aumentan las divisiones en la epidermis y por ello se provocan las placas de psoriasis.

Las investigaciones han ido avanzando más y la medicación contra algunas de estas sustancias, que producen los linfocitos, se utiliza para tratar enfermedades de las articulaciones como la artritis reumatoide y también puede mejorar las alteraciones que acompañan la psoriasis, tanto en piel como en articulaciones.

Esos mismos medicamentos mejoran también la Enfermedad de Crohn que afecta al intestino. Por esto, hoy en día sabemos que los mecanismos de producción de esas enfermedades de la piel, las articulaciones o el tubo digestivo son comunes.

www.abbvie.com    |    www.abbvie.es   |    Última actualización: 16/06/2014

La información médica contenida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo o educativo, y no pretende sustituir las opiniones y recomendaciones de los profesionales sanitarios, que son los que deben tomar las decisiones relativas a la salud teniendo en cuenta las características únicas de cada paciente.